Masajeador portátil con control remoto

Esta semana he recibido en casita el Masajeador Portátil con Control Remoto de FIDECH que compré por Amazon.

Como siempre, cuando pides por Amazon cualquier cosa, recibes en casa la típica caja de cartón con los logos de Amazon, pero es que además, en su interior, la caja del juguete es discreta, negra con el logo en dorado, y no da pistas de la maravilla que se encuentra en su interior, por lo que no sufráis por vuestra intimidad si el paquete lo recepciona un tercero y tiene la mala costumbre de abrir paquetes.

Una vez abres la caja del producto el contenido es, obviamente, el juguete con su color llamativo, un cable USB para cargar el dispositivo, el mando a distancia que te recordará a los Tamagochi de los 90's, ten en cuenta que el mando va a pilas, usa una pila de botón que ya viene incluida, en el paquete viene también una bolsita de terciopelo rosa para el transporte y almacenamiento del juguete y, cómo no, las instrucciones.


En cuanto al aparato en sí, consta de dos partes, el pene realista y el estimulador del clítoris en su parte superior. Destaca por su color rosa fucsia intenso y su tacto suave, la cubierta es de silicona de calidad, hipoalergénica y fácil de limpiar. Además es impermeable, por lo que se puede usar en la bañera, en la ducha o, si eres más atrevida, en la playa, la piscina...

En cuanto al uso del juguete, por razones obvias, nuestro conejillo de indias (nunca mejor dicho) ha sido nuestra querida y amada Queen Lily.

Evidentemente, la colocación del aparato es muy natural, introducimos el pene realista en la vagina y presionamos el estimulador contra el clítoris.

El movimiento del juguete consiste en una elongación y una contracción de la parte del pene, mientras que el estimulador de clítoris tiene una vibración, hay que destacar que ese movimiento es simultáneo, funcionan a la par siempre.

Contamos con 10 modos, aunque en realidad son varios patrones a 3 velocidades distintas, por lo que si encontramos el patrón que nos satisface en ese momento, podemos darle más o menos intensidad, además con la particularidad de que es silencioso a la par que discreto.

A Queen Lily le gustaban todos los patrones a todas las intensidades...


Este es claramente un juguete para ellas, para ser disfrutado en solitario o en pareja, en solitario es el estimulador total, al proporcionar placer tanto vaginal como clitoriano, es perfecto para esos ratitos de intimidad.

Para usarlo en pareja el mandito da mucho juego, podemos ceder el control de nuestro gozo a nuestra persona de compañía, y ya sea durante los preliminares, una vez finalizado el sexo para tener un orgasmo extra o, si eres de las que disfrutan con el riesgo del qué dirán, pudiéndolo llevar en público y que nuestra compañía nos proporcione placer en pequeñas dosis (o no tan pequeñas) mientras cenamos en un restaurante, viajamos en un Uber o tomamos algo con amistades, una manera de experimentar con el morbo del placer rodeados de gente.

Aquí al lado os dejo el botón de Amazon donde podéis comprarlo, Gato y Queen Lily os lo recomendamos mucho, muchísimo y estamos seguros que lo disfrutaréis.


Si os ha gustado el artículo y queréis comentar vuestra experiencia con el producto podéis escribirnos y contarnos qué os ha parecido.







76 vistas
  • Twitter
  • Instagram
  • gmail-icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now