El juguete por excelencia es el Magic Wand y no te puede faltar uno.


Todos sabemos cuando hablamos de un clásico que hay que entender el contexto en el que se creó para comprender la trascendencia del mismo y juzgarlo adecuadamente.

Hoy vamos a hablar del Magic Wand que nos hemos comprado en Amazon, algunos lo conoceréis como Hitachi, o el micro, o simplemente un vibrador clásico, la verdad es que todos se refieren a la "varita mágica", un invento de mitades del siglo XX para amas de casa aburridas que se vendía en los catálogos de cosas para la casa.

Quizás el Hitachi es de los 50's del siglo pasado, pero la estimulación del clítoris se consideraba una terapia contra la histeria femenina desde mediados del siglo XIX, y se fabricaron infinidad de artilugios con ese fin con formas que recordaban a instrumentos de tortura medievales... afortunadamente quedaron en el olvido y solo ha sobrevivido este, que tiene un diseño muy peculiar, pero es muy efectivo en su tarea.


Para entrar en materia, y como siempre nos gusta recordar, pedir este tipo de juguetes por Amazon nos ofrece la garantía de la discreción asegurada, viene con su caja correspondiente de cartón con las típicas pegatinas de la mensajería.


La caja del propio producto, es una caja blanca con una ventana que nos muestra el maravilloso invento. En su interior, además del Magic Wand, viene su cargador y las instrucciones, aunque todos sabemos cómo usarlo, dónde y para qué, conviene echar un vistazo.

En cuanto al aparato en sí, destaca por su color fucsia intenso, su flexibilidad en el tallo entre la cabeza y el cuerpo y su tacto de silicona suave, sedosa, que además da la sensación de ser de calidad y muy resistente, apta para las usuarias mas exigentes.

El dispositivo es muy higiénico, la silicona es de "grado médico", aún así se recomienda limpiarlo antes y después del uso con abundante agua y un poquito de jabón, si es especial para juguetes, mejor que mejor.

Al estar fabricado de una sola pieza es 100% impermeable, así que no tengáis miedo a la hora de limpiarlo bajo el grifo, y si eres de las que moja mucho tampoco te has de preocupar.

Consta de 3 botones, el inferior es el de encendido y apagado, el botón del medio nos varía el ritmo y la frecuencia de vibración y el superior la intensidad.

Tenemos por un lado 10 modos de vibración, con patrones más seguidos, con pausas o intermitencias y a eso hemos de sumarle las 20 intensidades de vibración.

La zona de los botones está iluminada, y parpadea al ritmo de nuestro patrón y velocidad seleccionados, por lo que podemos ver fácilmente el modo que tenemos seleccionado.

Seguro que encontramos el modo adecuado a cada momento, tened en cuenta que en su idea primigenia esto se pensó como masajeador, por lo que podemos aplicarlo a cualquier parte del cuerpo para recibir un placentero masaje, sea de espalda, piernas, cervicales...


Otra de las ventajas de este Magic Wand, frente a otros, es que es 100% inalámbrico.

Como decíamos la caja contiene un cable cargador USB, para cargarlo con el cargador del móvil, el ordenador, en el coche... que se conecta mediante un conector tipo "jack" a la base del juguete. A diferencia de modelos anteriores, este juguete incorpora una batería de larga duración que nos proporciona muchísimas horas de juego, pero además, esta batería se carga completamente en 2 horas. Se hace una ventaja considerable el no tener que enchufar a la corriente el juguete para usarlo y sobre todo no tener un molesto cable al rededor cuando se usa...


Así pues, dada la versatilidad de este juguete y que se trata de un imprescindible, os invitamos a que os lancéis rápidamente y sin dudar a por vuestro Magic Wand, la tienda es Amazon España, por lo que si sois usuarios Prime tendréis el envío gratuito. además de todas las ventajas de Prime.


Esperamos que, una vez tengáis vuestra primera experiencia con este o otros vibradores tipo Hitachi Magic Wand, nos contéis vuestro caso de éxito en un comentario.

43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo